¿Cómo vivir sin ti?


Borrón y cuenta nueva. Llevo diciendo eso casi un mes, llevo intentando aplicarlo y cuando parece que empiezo a avanzar, aparece algo que me hace volver a estar en stand by. Menuda mierda perderte. Es una mierda despertarme y seguir dándome la vuelta buscándote, porque te juro que eso lo llevo haciendo desde que dormí contigo, y que no haya nada. Nada, eso es todo: Nada. Y ya podías estar tú, porque joder, en mi vida he dormido tan bien con alguien y me he vuelto adicta a tu calor. Y no sólo a eso, sino a ti entero. A tus besos, a tus cosquillas mientras vemos cualquier programa en la televisión, a tus abrazos, a que te mire y sienta que solo existamos tú y yo, a esa sonrisa tan folladorable, a tu forma de reír, a tus ironías, tu forma de cogerme de la mano, tu forma de mirarme. Creo que nunca nadie me ha mirado con tanto amor y si lo hizo, no lo recuerdo. Yo qué sé. Soy adicta a todo lo que tenga que ver contigo porque tienes ese noséquequeséyo. ¿Por qué nos acostumbramos tan fácil a lo bonito? Es jodidamente injusto.

¿Cómo vivir sin la persona que te daba vida? ¿Cómo? ¿Cómo vivir sin esa sonrisa desde tus "buenos días", pasando por esas conversación tan largas que pasaban tan rápidas, esas #fotosbuenasnoches y esas despedidas que se hacían eternas porque nunca quería dejar de hablar contigo? Eras una inyección de alegría, de todo lo bueno y, joder, me encantaba. Siempre me has encantado, igual ahí está el principal problema. Y digo problema porque con tres cifras de por medio, una ventaja no es. 

¿Cómo vivir sin ti cuando ni siquiera soy capaz de borrar todas esas fotos en las que somos tan felices? ¿Cómo vivir sin ti si a veces soy tan retrasada que me apetece incluso ver el vídeo aquel? ¿Cómo vivir sin ti? Y cada vez estás más lejos, cada vez te pierdo un poquito más y veo todo tan perdido que pa' qué luchar. 

El otro día remirando y borrando emails vi uno que decía que "quien se va sin ser echado, vuelve sin ser llamado", es una de esas típicas frases que nunca he creído pero que ojalá. Y puta egoísta soy escribiendo esto, pero joder. Tengo barra libre para escribir aquí lo que quiero y aunque yo siempre he querido invitarte a sonreír siento si pasa lo contrario. Lo siento, ya te avisé de lo depresiva que puedo llegar a ser.

Y no quiero acabar el texto porque sería acabar de 'hablar' contigo y nunca me ha gustado despedirme de ti. Ni aunque sea con un "Hasta pronto" y es que ni creo en las promesas, ni en los "Hasta pronto"... Es una forma de dulcificar el "Adiós", y yo que sé, llega un momento en que te olvidas de esa promesa y ese "Hasta pronto" y ahí te quedas, en el olvido. Y adiós. Y nunca he querido llegar a ese punto, al menos no contigo... Así que mejor no diré nada, y acabaré el texto de una forma aleatoria, como voy haciendo últimamente. Por ejemplo así, me parece un buen final.


_____________________________

SÍGUEME LA PISTA AQUÍ.
Y ESCRÍBEME A llenadoradevacios@gmail.com

5 comentarios:

  1. Me gustaría poder tener la respuesta a eso que dices de por qué nos acostumbramos tan pronto a lo bonito. La verdad es que es una put... porque se convierte en algo indispensable y duele mucho cuando no está.

    Hace un año que podría haber sido yo la que escribía esto, negándome a echar de menos, a decir adiós a la esperanza, pero sobre todo negándome a ver la realidad. Pero aunque suene a tópico puedo decir desde mi experiencia que, si se ha ido es que no te quería bien, que ahora es el momento en que conocerás a esa persona tal y cómo es. Y que el tiempo, aunque no hace milagros ni borra recuerdos ni momentos, hace que vuelvas a encontrarte a ti misma y veas que ese alguien no es tan indispensable. Especialmente desde el momento en que decidió que tú no eras indispensable para él.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que razon... Raquel aplicate el cuento que yo voy a hacer lo mismo. A partir de hoy sere una nueva persona. Se acabo lo indispensable, aqui la unica persona importante eres tu. Quierete.

      Eliminar
  2. A mí cuando comentáis en anónimo y parece que me conocéis, me dais miedo. He dicho.

    Anon, no sé hasta que punto "ser alguien nuevo" es la solución. Creo que si estás como yo, como cada historia es un mundo, la solución está en echarle tiempo y ganas. Muchas ganas, aunque a veces falten. Dicen que el tiempo todo lo cura. Podría escribir un escrito basándome en vuestros comentarios pero tampoco es plan. Repito: Cada historia es mundo y no todas las historias se superan igual.

    En mi caso, estoy siendo bastante realista con todo creo. Y me callo ya, porque si no entraría en lo personal y tampoco quiero.

    En definitiva, si necesitáis: llenadoradevacios@gmail.com

    ResponderEliminar
  3. No sé cuántas, probablemente millones y millones de veces habré dicho lo mismo.

    A veces es muy difícil encontrar la respuesta, pero se supera, estoy segura. Y quizás, al igual que yo, necesites más tiempo. Pero estoy segura que vendrán cosas mejores, porque a Raquel, sé que este mundo le tiene preparado algo mejor.

    Y si, hay personas que vuelven por si solas. Te lo digo yo.
    Mientras tanto, sonríe, que eres preciosa :3

    Un besito enorme!

    ResponderEliminar
  4. Buenas tardes! He estado leyendo tu blog y me parece muy bonito las cosas que escribes, así que te sigo. Yo también tengo un blog pero es sobre cine, libros y viajes, te dejo aquí el link por si te quieres pasar: http://unparaguasbajolalluvia.blogspot.com.es/
    Un beso y sigue escribiendo así!

    ResponderEliminar