Estoy bien (o finjo estarlo)

A veces tengo ganas de reír y, sin darme cuenta, me pongo a llorar.
Hay una diferencia entre estar bien y fingirlo. Y yo, últimamente, gasto más de lo segundo. Serán los días grises que me quitan la ilusión y la esperanza. O será que dicen que por la noche nos rallamos más por culpa del cansancio. Que nuestra mente es más vulnerable. Alguna que otra noche me siento así, débil.

Desgraciadamente, he vuelto a esa época en la que no cuento qué me pasa, qué me preocupa y qué me ralla. Supongo que en eso fallo, en que me lo guardo tan dentro que cuesta sacarlo afuera. Hace mucho tiempo que no lloro y, si soy sincera, a veces lo echo de menos. Hay muchos temas que me preocupan, que me ponen nerviosa, que me asustan y supongo que me falta alguien que me mire a los ojos y que esté dispuesto a escuchar todo, aunque a veces las palabras sean duras. Aunque sea un caos. Alguien a quien no le dé miedo que mis ojos se pongan vidriosos y que sepa parar la tormenta que venga. Aunque eso implique ráfagas de viento que me hagan tambalear. Alguien que sepa que siempre, siempre me levantaré, pero que a veces necesito dejarme caer. Alguien que me mire y no me prejuzgue, que no diga que exagero o que estoy loca. 

Supongo que se me han clavado demasiadas cosas que me está costando sacar y que hay heridas que siguen sangrando. Aunque no quiera reconocerlo. Tantas decepciones pasan factura y a veces me encuentro pensando quien será el siguiente.

Una vez me dijeron que tenga en cuenta siempre lo que quiero y lo que necesito. A veces se me mezclan y no logro diferenciarlas. Y no, no quiero hablar de ti, porque no quiero darte tanta importancia. Igual que prefiero no hablar de mí y que no se me note que algo me pasa.. 

Supongo y solo supongo que estoy pidiendo un abrazo a gritos aunque estoy segura de que no lo recibiré de la persona que necesito. Y qué triste, oye.

 

Peter, si lees ésto, me apetece decirte
que llevo un tiempo buscándote
sin saber como, ni conseguir encontrarte
 (y menuda mierda).

7 comentarios:

  1. Yo ahora mismo estoy al revés, en una época que lo cuento todo lo que me pasa..y me viene muy bien!!
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Me he quedado un poco triste :(
    Todos pasamos por esas "épocas" al año, ojalá puedas mejorar tu estado de ánimo pronto, encontrar el ritmo. Ojalá encuentres al menos a alguien a quienes puedas confesar lo que te pasa, siempre ayuda, nunca te guardes nada... porque después es peor.

    Te mando un beso.
    http://bonjoursamy.blogspot.com.ar

    ResponderEliminar
  3. Te odio.
    Te odio por que has escrito justo lo que a mí me da miedo escribir, pero es lo que necesito leer.
    Te odio por que tú, que no me conoces de nada, has sabido describirme a la perfección.

    Te odio, pero gracias.
    No dejes nunca de escribir.

    ResponderEliminar
  4. Siempre que quieras y para lo que pueda, ya lo sabes, Raquel.
    Te podría decir muchas cosas pero lo peor (o lo mejor) Es que las sabes todas. Que siempre sabemos la teoría y el llevarla a la práctica sólo depende de uno mismo. Levántate siempre. Y déjate querer, y cuidar, y escuchar. Yo sólo puedo decir que me alegro de que te hayas topado en mi camino y que si algún día necesitas sangrar con alguien a distancia, sabes cómo encontrarme.
    Muá.

    ResponderEliminar
  5. Tendemos a necesitar esa palabra que dicha por otra persona nos da la fuerza necesaria para lograr salir de los días grises.
    A veces hay que decir lo que necesitamos aunque no tengamos la certeza de tener la respuesta que queremos oír.

    Me quedo(:

    ResponderEliminar
  6. Buff me has dejado KO. Por aqui me quedare I promise. unbesitoo

    http://unpoquitodevidaa.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar