Quizás debería dejarte ir

No sé cómo empezar. Qué decirte. Solo sé una cosa y es que te echo de menos. Quizás, con suerte, lo pondré en algún sitio que lo puedas leer y no te aludirás. Nunca fui tanto para ti.

Quizás sería más fácil preguntarte qué tal y no ir al grano, pero quizás no te diría lo que quiero decirte. Tampoco sé que gano con un "¿cómo estás?". Sé que es difícil decir la verdad y más a mí. Sé que es difícil reconocer las debilidades, aunque alguna que otra vez me las hayas confesado. Ahora es distinto. Sé que no me vas a decir exactamente qué sientes. Sé que no me vas a decir qué sientes con la pérdida y mucho menos que tienes ganas de verme, si es que las tienes, porque realmente lo dudo...Tendría que insistir y puede que te sonsacase algo... Quizás debería hacerlo, pero me falta valentía.

Desde hace algún tiempo llevo pensando en qué escribirte.
En si será adecuado. 
En qué pensarás. 
En si me rechazarás. 
Si pensarás que estoy loca por volver de esta forma... 
pero siempre acabo volviendo
Y, hoy, es la cabeza quien me frena.

Sé de ti por tus redes sociales. Por tu foto de WhatsApp... El tiempo te sienta realmente bien y no te voy a contar lo que me gustaría que la que te sentase bien, fuese yo.

No entiendo por qué dejamos de vernos. No entiendo como tan pocos kilómetros pudieron distanciarnos tanto. No lo entiendo. Quizás es porque nunca te supe hacer ver que me podías tener. Quizás es porque nunca te dije nada claro como, por ejemplo, qué sentía por ti. Quizás es más culpa mía que tuya, por dejarte ir. Tampoco voy a martirizarme y decirte que no tienes culpa de nada, porque también estaba en tus manos.

Siempre quise creer que te pasaba lo que a mí: te daba miedo. Te daba miedo por lo que podía hacerte sentir. Y es mentira.

Hoy, tuve la tentación de dejarte un post-it en tu coche. Sí, un simple "te echo de menos". No pensarías en mí al leerlo y... preferí quedarme en silencio.

Quizás debería dejar de mirar tus fotos, tus estados, tu coche cada vez que paso por tu calle.
Quizás debería, simplemente, dejarte ir. O, quien sabe, quizás ir a por ti.


No hay comentarios:

Publicar un comentario